Cómo tapar un agujero con espuma expansiva

⌚ Tiempo de lectura aproximado: 5 minutos

Si las paredes de tu casa empiezan a estar un poco deterioradas o tienes un agujero que hay que tapar, ¡no te preocupes! Es muy fácil tapar agujeros con espuma expansible. Sólo necesitarás unas cuantas herramientas básicas y un poco de paciencia. Así es como funciona:

La espuma expansiva es ideal para rellenar el espacio entre dos tabiques y bloquear así las infiltraciones de aire y aislar una habitación de forma permanente. Pero, ¿Cómo funciona la espuma expansiva y qué hace falta para tapar un agujero y aislar una habitación? Aquí tienes una guía práctica para una decoración sencilla de bricolaje.

Material necesario:

  • Esponja/paño/cinta de enmascarar
  • Lijadora y/o papel de lija

Aislar y sellar un agujero de pared con espuma expansiva, pasos:

Encontrar el agujero

Una vez que hayas encontrado el agujero, comprueba si hay signos de moho en la pared. Esto es importante porque si hay moho creciendo en el interior de tu pared, podría extenderse a otras partes de tu casa y causar daños. Esto incluye decoloración y olor, así como abundancia de pequeños puntos negros que parecen pimienta espolvoreada sobre la superficie. Si observa alguno de estos síntomas, llame inmediatamente a un profesional.

Empiece limpiando la zona alrededor del agujero con un paño húmedo y una esponja. A continuación, aplica espuma expansiva en el interior del agujero.

Limpiar antes de inyectar espuma expansiva

Una vez que haya determinado dónde y cómo aplicar la espuma expansiva, limpie la zona. Utilice una esponja húmeda para limpiar la pared y eliminar cualquier resto de polvo o suciedad que pueda dificultar la aplicación. Deje que se seque por completo antes de proceder con el siguiente paso.

Una vez limpia la pared, utilice un aspirador para aspirar cualquier resto de polvo o suciedad del espacio de trabajo.

Para evitar que la espuma, las viguetas, el tejado y los bajantes caigan en el agujero que se va a rellenar, aplique una cinta protectora alrededor del perímetro del agujero.

Antes de aplicar la espuma, limpie con un paño limpio la zona próxima al orificio o la ranura que vaya a rellenar con la espuma. No dude en introducir la esponja en la ranura para eliminar el polvo y los residuos.

Mantenga la zona alrededor del agujero libre de residuos para que sea más fácil rellenarlo

Rellene el agujero con espuma expansiva inyectándola regularmente, teniendo cuidado de no inyectar demasiada.

Cuando se utiliza espuma expansible para rellenar agujeros o ranuras, es importante proteger todas las superficies que rodean el agujero o la ranura. Para ello, puede utilizar cinta adhesiva para proteger la zona circundante de la espuma expansiva, que a veces puede crear un desastre si no se hace correctamente.

Recorta más espuma expandida de la que crees que necesitas

Cuando se trabaja con espuma expansible, es fácil sobrestimar la cantidad de espuma necesaria. No te preocupes; si te sobra espuma, siempre puedes recortarla o eliminarla por completo con una cuchilla de afeitar o un cúter. La espuma expansiva es sucia y difícil de trabajar; cuanto más tiempo dediques a asegurarte de que la aplicación inicial de espuma expansiva cubre todos los agujeros y huecos, más fácil te resultará trabajar con ella más adelante.

Al aplicar la espuma expansiva utilice las manos como rastrillos/palas (con guantes) y tire del material desde distintos ángulos hasta que no queden burbujas visibles entre capa y capa. Si es posible, utilice una brocha para alisar las estrías que haya dejado el rodillo aplicador para que no se noten al pintar encima más tarde.

Utiliza un cucharón o una taza para mezclar

La espuma debe mezclarse bien y a fondo. Si utilizas un cazo o una taza, úsalo para medir cantidades iguales de las partes A y B en el recipiente de mezcla. Mézclalas bien hasta que estén completamente combinadas y tengan un color uniforme. Esto puede llevar unos minutos, ¡así que no tengas prisa!

Debes evitar utilizar cualquier utensilio que pueda contener restos de comida (como cucharas), ya que la espuma expansiva no es comestible. Asegúrate también de tener las manos limpias antes de manipular cualquier parte de este proyecto.

Inyecte la espuma expansiva en la ranura del techo

Después de que la espuma expansiva se haya secado por completo, retire la cinta adhesiva que se usó para proteger la pared o el techo.

Una vez limpias y protegidas las superficies, se puede aplicar espuma expansiva apretando el gatillo y aplicando una presión constante para obtener un chorro regular de espuma. Al rellenar agujeros, recuerde que el volumen de la espuma aumenta de 2 a 2,5 veces durante el secado, así que no rellene completamente los agujeros con mortero de carnicero.

Una vez que hayas cubierto el agujero con espuma expansible, es hora de alisarlo. Para ello es muy útil una esponja. Utiliza la parte plana de la mano o un pincel para aplicar y trabajar la espuma en su sitio. Cuando estés satisfecho con su forma, utiliza toallitas de papel húmedas para eliminar el exceso de material que aún no se haya secado. Repita este proceso hasta que todas las zonas estén cubiertas y lisas, aplicando cada capa de espuma expansiva lo antes posible una vez terminadas las capas anteriores (unos 15 minutos).

Una vez que todas las superficies hayan sido cubiertas al menos una vez, déjelas secar toda la noche antes de cortar el material sobrante con un cuchillo multiusos afilado o una cuchilla de cúter.

Espere a que la espuma expansiva se seque.

Una vez seca la espuma expansiva, líjala con una lijadora eléctrica o papel de lija para eliminar el exceso de material.

Después de que la espuma en expansión se haya secado por completo, corta el material sobrante con un cuchillo afilado. Lija los bordes del agujero con un taco de lija para alisar las asperezas y eliminar los restos.

Lije y retire el exceso de espuma de la superficie

El último paso en la instalación del aislamiento de espuma expansible es realizar las conexiones de pintura.
Bomba de espuma expansiva, Foam Power Rubson, disponible en 300 y 500 ml para rellenar agujeros y grietas a la venta en supermercados de bricolaje

Una vez seca la espuma expansiva, lija cualquier exceso que forme pequeñas perlas en la ranura antigua. Utilizar una lijadora eléctrica puede facilitar mucho este paso, pero es posible hacerlo a mano con papel de lija. A continuación, limpie la superficie con un paño seco para prepararla para el último paso.

Ahora que el agujero está tapado, proceda a realizar las uniones de pintura, cera o papel pintado según el revestimiento colocado en los diferentes soportes.

5/5 - (2 votos)

Deja un comentario