Diferentes consejos para prolongar la vida de tu lavadora por más tiempo

⌚ Tiempo de lectura aproximado: 7 minutos

Su lavadora es una parte importante de su vida, sobre todo si es un profesional muy ocupado. También es uno de los electrodomésticos más caros de su casa, por lo que querrá que dure el mayor tiempo posible. Sin embargo, si su lavadora no recibe ningún tipo de mantenimiento y cuidado, podría estropearse y necesitar ser sustituida al cabo de unos pocos años, ¡o incluso meses! La buena noticia es que hay varias cosas que puede hacer para prolongar su vida útil:

Para prolongar su funcionamiento es importante llevar a cabo un mantenimiento regular, tales como limpiar el compartimento para el detergente, el tambor y el filtro. Aquí te proporcionamos algunas recomendaciones.

Es conveniente limpiar de vez en cuando el cajón del detergente

Para cuidar su lavadora, todas sus partes deben ser mantenidas. Si está planeando una limpieza importante de su electrodoméstico, comience con el cajón del detergente. Si es removible, que suele ser el caso, retíralo antes de limpiarlo con una mezcla de agua tibia y vinagre de alcohol. Después de enjuagar, seque el contenedor con un paño limpio y seco antes de volver a colocarlo en su lugar. Si el cajón del detergente ya no se vacía, asegúrese de que el grifo esté lo suficientemente abierto. De hecho, la entrada de agua puede estar bloqueada por piedra caliza.

Si el agua es dura, puede acumularse en el interior del cajón del detergente y provocar atascos. Esto impedirá que el detergente fluya correctamente a través de la lavadora, lo que puede provocar problemas con la limpieza de la ropa.

Además, si hace tiempo que no limpias el cajón del detergente, es posible que encuentres otras cosas además de detergente. Cosas como monedas o joyas también pueden quedarse atascadas.

Limpiar de vez en cuando el cajón del detergente

Utilice detergente de buena calidad que no deje residuos en la lavadora

Utilizar detergente de buena calidad que no deje residuos en la lavadora también es muy importante para prolongar su vida útil. Puede utilizar el detergente que desee, siempre que sea de buena calidad.

El detergente no debe contener fosfatos, que pueden dañar el interior de la lavadora. Si su lavadora tiene más de cinco años y utiliza un sistema de accionamiento de tipo agitador, asegúrese de utilizar un detergente específico para lavadoras de alta eficiencia, como las lavadoras HE, ya que los tipos más antiguos de lavadoras HE utilizaban más agua que los equipos modernos de hoy en día para poder limpiar mejor; sin embargo, los modelos más nuevos han mejorado el rendimiento con menos agua, reduciendo así los residuos y aumentando también la eficiencia energética.

No sobrecargue la lavadora cuando haga una colada

No sobrecargue la lavadora cuando haga una colada

No sobrecargues la lavadora cuando hagas la colada. Hay varias razones para ello, la primera es que podría dañar la lavadora. Por ejemplo, si sobrecargas una lavadora de carga superior, la ropa podría desbordarse por el suelo y crear un desorden antiestético. Sobrecargar una lavadora de carga frontal puede hacer que la ropa se enganche entre sí al girar dentro de ella, lo que hará que salga arrugada y sucia.

Además, la sobrecarga puede hacer que el detergente no limpie bien toda la ropa. Si no hay espacio suficiente para que se distribuya uniformemente por el tambor de la lavadora, algunas prendas quedarán limpias y otras sucias. Y, por último, la sobrecarga dificulta que el agua y el jabón lleguen por igual a todas las zonas de la carga, lo que provoca un secado insuficiente o excesivo de la ropa: ¡es difícil saber qué resultados obtendrá!

Nota al margen: No sobrecargue la lavadora cuando lave la ropa. La sobrecarga puede dañar la lavadora y hacer que la ropa se enrede y se estropee. La sobrecarga también hace que tu lavadora trabaje más, lo que puede provocar que se estropee antes de lo esperado.

Limpie a menudo el filtro situado en la parte inferior de la lavadora

Debes limpiar el filtro cada tres meses aproximadamente, pero si ves que la colada tarda más en lavarse de lo habitual, puede que sea el momento de limpiarlo. A continuación te explicamos cómo:

El filtro retiene todas las impurezas, objetos pequeños y otros residuos perdidos durante el lavado (pelo, monedas, pañuelos de papel, etc.). Para que este elemento funcione normalmente, se requiere una limpieza regular. Por lo general, se puede acceder al filtro a través de una trampilla ubicada en la parte delantera de la lavadora. Coloque un recipiente cerca de su máquina para recoger el agua que pueda salir cuando se abra esta escotilla. Después de vaciar tu dispositivo, recoge el filtro y elimina toda la suciedad acumulada. Luego límpielo con agua caliente antes de volver a colocarlo en la máquina.

  • Apague la lavadora y desenchúfela; espere a que se enfríe antes de proceder a la limpieza.
  • Abra el panel frontal de la lavadora y elimine la pelusa acumulada en su interior con un cepillo para pelusas (disponible en la mayoría de tiendas de artículos para el hogar).
  • Retire los filtros situados en la parte inferior de cada tambor tirando suavemente de ellos con una mano mientras sujeta su base con la otra (deberían salir directamente). Tenga cuidado de no dañarlos, ya que su sustitución puede resultar costosa. Si aún no hay uno en su lugar, instale uno nuevo ahora colocándolo en su ranura designada con las lengüetas hacia arriba a cada lado para que encajen de forma segura sobre las aberturas en los revestimientos de los tambores sin que se caigan fácilmente cuando se muevan más tarde durante actividades como lavar la ropa o cargar/descargar botellas de agua en los estantes dentro de los compartimentos de las unidades.»
Limpie a menudo el filtro situado en la parte inferior de la lavadora

Para prolongar la vida útil de su lavadora, limpie el tambor con regularidad

El tambor de la lavadora es la pieza que más se somete a esfuerzos durante los ciclos de lavado. Para mantenerlo limpio, debe realizar un ciclo de alta temperatura a 85 °C o 90 °C, en vacío, con o sin una pastilla antical una vez al mes. También puede hacer funcionar la lavadora con un litro de vinagre blanco para mantener el tambor limpio y brillante. Además, después de cada lavado, deje la puerta abierta para evitar la formación de moho. En caso de óxido, frote suavemente las partes implicadas con un paño o una esponja empapada en agua caliente y vinagre de alcohol.

Para prolongar la vida útil de su lavadora, limpie el tambor con regularidad

Limpie las demás piezas de la lavadora para que funcione con mayor eficacia

Para sacar el máximo partido a su lavadora, es importante mantener limpias sus piezas. La limpieza de las demás partes de la lavadora permitirá que funcione de forma más eficiente y le ayudará a obtener mejores resultados con un menor consumo de energía. Estas son algunas cosas que puede hacer:

  • Puede aparecer moho alrededor de las juntas de la puerta de la lavadora. Recuerda revisarlos regularmente. Para deshacerse del moho, frótelo con una esponja húmeda.
  • Limpia las esquinas con un cepillo de dientes. Una vez eliminada la suciedad, seque con un paño limpio y seco. Además de los sellos, la tubería de drenaje requiere limpieza una o dos veces al año. De hecho, los residuos pueden acumularse allí, provocando un mal olor en su máquina. Aproveche esta oportunidad para comprobar si hay desgaste o grietas. Además, asegúrese de que la tubería permanezca apretada y que los sellos estén correctamente colocados.
  • Limpiar la manguera de desagüe, que normalmente se encuentra en la parte trasera de la lavadora. Esto ayudará a prevenir atascos y evitará que la lavadora derrame agua cuando se vacíe.
  • Limpie el filtro de pelusas con regularidad, ya que la acumulación de pelusas puede causar problemas como facturas de energía elevadas y ropa sucia.

Utiliza agua fría siempre que sea posible, pero usa agua caliente de vez en cuando para eliminar gérmenes

Utiliza agua fría siempre que sea posible, pero usa agua caliente de vez en cuando para eliminar gérmenes. El agua fría es ideal para la mayoría de la colada, pero hay prendas que deben lavarse con agua templada o caliente. La ropa que se ensucia rápidamente y huele mal debe lavarse a temperaturas más calientes para eliminar las manchas y los olores. Las temperaturas más altas también eliminan más gérmenes que el agua fría, por lo que son ideales para lavar ropa de bebé y toallas.

Las temperaturas más calientes también pueden ayudar a eliminar las manchas mejor que las frías, así que si no quieres que tu camisa blanca favorita se manche de comida mientras te la estás comiendo en la oficina, ¡mándala a lavar con patatas hervidas o salsa para la pasta!

Utiliza agua fría siempre que sea posible, pero usa agua caliente de vez en cuando para eliminar gérmenes

Utiliza lejía sólo de vez en cuando para evitar la proliferación de bacterias en el interior de la lavadora

Es importante utilizar lejía sólo de vez en cuando, ya que su uso excesivo puede dañar la lavadora. La frecuencia con la que debe utilizar lejía depende de la calidad del agua de su zona y de si desea o no añadir una capa adicional de protección contra las bacterias.

En general, la mayoría de la gente no necesita añadir lejía más de una vez al mes aproximadamente.

Conclusión

Gracias al mantenimiento de estos diversos elementos, su lavadora funcionará de manera óptima. Además, la realización periódica de estas diversas operaciones le permitirá utilizarlo durante varios años.

Sin embargo, es importante seguir las instrucciones del fabricante y no sobrepasar los límites de uso recomendados para evitar problemas de funcionamiento. También es recomendable llevar a cabo una revisión anual por parte de un profesional para detectar cualquier problema potencial antes de que ocurra un fallo mayor. De esta manera, podrás prolongar la vida útil de su lavadora y ahorrar dinero en reparaciones costosas.

5/5 - (2 votos)

Deja un comentario