DESTINO

HISTORIA y
TOPONIMIA DE LA ZONA

Cala Bona es un pequeño núcleo turístico de Son Servera, situado entre Cala Millor y Punta Roja, en el que destaca un pequeño puerto de pescadores.

Según los historiadores, sus inicios se originaron en un pequeño refugio de barcas de pesca que, poco a poco, se iría engrandeciendo con la construcción de diferentes barracas y varaderos. Inicialmente, la única actividad de la zona era la pesca, pero con la aparición de la Fonda d’en Cupa y de diversas casa de veraneo, se iniciaron las primeras actividades turísticas.

En los años 60 el núcleo de Cala Bona experimentó un gran desarrollo turístico, llegando a unificarse, por la costa, con Cala Millor.

¿Por qué Som Llevant?

Llevant es una comarca mallorquina situada en el este de la isla de Mallorca. Ésta está formada por diferentes municipios como Artà, Capdepera, Manacor, Sant Llorenç des Cardassar y Son Servera, donde se ubica SOM LLevant.

LUGARES DE INTERÉS

Torre des Port Nou

Antigua torre de defensa, ya documentada en 1769; en esa época era conocida como Torre Nova de Son Servera. Según algunos historiadores, la torre fue construida hacia 1751.

La torre presenta dos plantas, con acceso original por la superior, y cubierta con acceso a partir de una escalera de caracol.

Puerto de Cala Bona

El Puerto de Cala Bona es un pequeño puerto de pescadores que no ha perdido el auténtico encanto de otros tiempos. Lugar acogedor y con bonitas vistas en el que podrá disfrutar de un rato agradable y donde hay una gran oferta de bares, restaurantes y comercios.

Iglesia de Sant Joan Baptista

Iglesia de planta rectangular de una sola nave y 5 capillas laterales. Conserva una torre de defensa en la zona de la cabecera; ésta es el único fragmento que se conserva de la antigua possessió de Son Frai Garí. En 1622 ya tenemos constancia de la existencia de una pequeña capilla, aprovechando los muros de esta possessió. La iglesia se empezó a edificar en 1699 y adquirió un aspecto muy parecido a la estructura actual, sufriendo varias ampliaciones durante los siglos posteriores. El campanario es del siglo XIX; hasta su construcción se usaba la torre de defensa.

Iglesia Nueva

Esta iglesia es uno de los puntos más característicos y emblemáticos en la actualidad. Es un proyecto inacabado de Joan Rubió Bellver, discípulo de Gaudí, realizado en estilo neogótico y donde destacan los rosetones y los ventanales.

En 1906 el obispo Campins bendijo el solar y poco después se iniciaron las obras de construcción, con numerosas paradas, continuando en 1929. La falta de recursos provocó la parada definitiva del proyecto, cuando sólo se había realizado las paredes laterales y la capilla honda.

Castillo de la Punta de n’Amer (Sant Llorenç des Cardasssar)

La fortificación costera conocida con el nombre de castillo o Torre de n’Amer se sitúa en el centro de la punta de n’Amer, una península de 40 m de altura máxima, declarada Área Natural de Especial Interés en 1985. Es una zona de interés paisajístico y botánico, un oasis entre zonas urbanizadas.

En febrero de 1585, el virrey Lluis Vic realizó una inspección general para proveer la isla de las defensas necesarias a causa de los ataques, y preveía la construcción de una torre en la zona, pero esta no se llegó a construir hasta finales del siglo XVII, tras un ataque corsario.

Con la desaparición del peligro corsario, el castillo cayó en desuso, y en 1857 el ramo de la guerra lo devolvió al Estado. Algunos años después, la fortificación fue valorada en 5.000 pesetas y se puso en subasta pública; fue adquirida por Pere Orlandis y Despuig. En 1915 la compró el propietario de Sa Coma.

Tipológicamente, es un ejemplar único por su tipología, su factura y su diseño general: tiene planta cuadrada, mientras que el volumen de altura resultante puede ser considerado la combinación de un cubo y una pirámide. El resultado es una construcción muy sólida y con una gran carga de imagen bélica. Envuelve la construcción un foso, de más de 2 metros de profundidad, excavado en la roca. El acceso a la torre se realiza por un puente levadizo que quedaba encastado en la fachada y tapaba el portal de entrada.

Actualmente, la planta baja cuenta con diversas con diferentes armas de los siglos XVIII y XIX, mientras que la planta superior conserva un cañón del siglo XVIII.

5 COSAS IMPRESCINDIBLES PARA HACER EN CALA BONA Y SUS ALREDEDORES

  • Visitar el mercado de Son Servera (viernes) y aprovechar para conocer el centro histórico.
  • Pasear por el puerto de Cala Bona y detenerse en alguno de sus restaurantes para comer o cenar.
  • Visitar diferentes calas de la zona del Llevant de la isla.
  • Realizar deportes como buceo, golf, senderismo….
  • Visitar el castillo de la Punta de n’Amer.